Páginas

03 marzo 2014

De cuando me relajo un montón...

Mira, el yoga me está sentando súper bien. Estoy muy contenta. 
Mi profesora es rusa, ¿sabes? Y yo me alegro un montón por esto. En cuanto la vi cuando fui a preguntar cosas que me inquietaban (veáse el horario, por ejemplo) a la academia esta, pensé ‘oh, tú eres super rusa, ¿no?, ¡aquí me vas a tener 2 veces por semana, rubia!’.

Tengo pendiente enterarme de qué parte de toda Rusia es, aunque a mi me da un poco igual, con tal de que sea bastante del Este. A mi siempre me ha dado la impresión que los rusos no tienen sentimientos, ni corazón (la gente del Este, en general, que menudo pifostio de países tienen estos montado desde que la URSS explotó, pos, todos esos de esos países, ses, los del Este).